The Runaways…La próxima gran sensación

ya solo con decir que Joan Jett y Lita Ford fueron parte de las Runaways ya dice mucho…

Era el año 1975 y la baterista Sandy West y la guitarrista Joan Jett junto con la compositora Kari Krome, habian acudido por separado al productor Kim Fowley, para exponerle sus ideas acerca de formar un grupo únicamente compuesto por chicas. Fowley, que buscaba siempre la “próxima gran sensación”, le dio al número de Joan Jett. Las dos se reunieron para discutir las posibilidades y, tras ensayar juntas, volvieron a presentarse ante Fowley para mostrarle los resultados. Fowley entonces ayudó al grupo a buscar los miembros restantes.

Era extendida la idea de que eran un mero producto comercial creado por el productor y compositor Kim Fowley, que pensó que la noción de cuatro chicas vestidas de cuero y lencería tocando rock and roll tendría una gran aceptación. La realidad de los orígenes de la banda es que todas las personas que tomaron parte en ella lo hicieron con la más pura filosofía del rock and roll.

El grupo comenzó a girar como un “power-trío” por el circuito de clubs de California, con la bajista Micki (Michael) Steele. Cherie Currie se les unió como cantante y Lita Ford, con sólo 15 años, como guitarrista. Micki Steele dejo el grupo y posteriormente formaría parte de las exitosas The Bangles. Tras algunas pruebas, Jackie Fox, que inicialmente se había presentado al puesto de guitarrista, se incorporó al bajo y la formación se completó.

The Runaways firmaron con Mercury Records en 1976 y su disco de debut, The Runaways, se publicó poco después. La banda inició una gira americana con numerosos llenos y sold-outs.

Actuaron teloneando a Cheap Trick, Tom Petty and The Heartbreakers, The Ramones y Van Halen. En la película Edgeplay: A Film About The Runaways se dice que cada uno de los miembros seguía el patrón de su ídolo particular: Currie seguía el modelo estilístico de David Bowie, Jett el de Suzi Quatro y Keith Richards, y Ford se veía como un cruce entre el guitarrista de Deep Purple, Ritchie Blackmore y Jeff Beck, mientras West se identificaba más con el batería de Queen, Roger Taylor, y Fox con el miembro de Kiss, Gene Simmons.

u segundo álbum, Queens of Noise, se publicó en 1977 y el grupo se embarcó en una gira mundial. Era el año de la gran explosión punk inglesa y The Runaways rápidamente se vieron integradas en el movimiento punk. La banda, que ya se había labrado una alta reputación en la escena punk americana de la costa oeste, se relacionó estrechamente con formaciones como Blondie, The Ramones y The Dead Boys, principalmente a través del mítico CBGB, el popular templo punk neoyorquino. Si hablamos de la escena punk inglesa, The Runaways se movían en el entorno de The Damned, Generation X y The Sex Pistols. Gracias a su febril ritmo de giras y actuaciones, se encontraron en la curiosa posición de estar en el ojo de huracán del punk, justo cuando explotaba en dos países diferentes (Inglaterra y EEUU), lo cual ayudaría a cimentar el sitio que ocupan en la historia del punk.

En el verano of 1977 el grupo llegó a Japón para ofrecer una batería de conciertos a aforo completo. The Runaways fueron el tercer producto musical importado de más éxito en Japón, sólo aventajados por Led Zeppelin y Kiss. Las chicas no estaban preparadas para la avalancha de fans que les esperaba en el aeropuerto. La histeria sería descrita por Antonela Camusso como “similar a la Beatlemanía”. En Japón The Runaways tenían su propio especial televisivo, hicieron numerosas apariciones en TV y publicaron un álbum en directo que rápidamente alcanzó el oro. Mientras se encontraban en el país nipón, la bajista Jackie Fox dejó el grupo antes de que los llamaran para tocar en el Tokyo Music Festival. Jett se ocupó temporalmente del bajo y, cuando el grupo volvió a casa, reclutaron a Sofia Clement, que contaba con tan sólo 17 años.
Cherie Currie abandonó en este punto el grupo y Jett, que había compartido las voces en ocasiones con Currie, se convirtió en la única vocalista.

El grupo grabó su cuarto álbum, Waiting For The Night, y empezó una nueva gira con una banda amiga, The Ramones. Currie grabó un LP en solitario, Beauty’s Only Skin Deep, que produjo Kim Fowley y empezó una gira que incluía a su hermana gemela Marie. Debido a desacuerdos monetarios y relativos al “management” del grupo, The Runaways y Kim Fowley tomaron caminos separados en 1978

La bajista Vicki Blue dejó el grupo debido a una enfermedad que padecía y fue sustituida por Laurie McAllister. El grupo disfrutó de los excesos del estilo de vida del rock and roll mientras duró su momento. Publicaron su último álbum, And Now.. The Runaways, con el productor de Thin Lizzy, John Alcock, (después de que el que, irónicamente sería el futuro compañero de Jett, Kenny Laguna, rechazó el trabajo). Hubo desacuerdos entre los miembros del grupo con respecto al estilo de música que querían tener en la banda, sobre todo entre Jett y Ford, ya que Joan quería hacer un cambio hacia el glam rock, mientras Lita, apoyada por Sandy West, quería continuar con el hard rock/heavy metal, ninguna estuvo de acuerdo con la otra. En 1979, The Runaways se separan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s